Qué es el email marketing y cómo hacer que sea tu mayor herramienta de comunicación

El email marketing es el envío de correos electrónicos a tus usuarios o a tus potenciales clientes. Normalmente, se envían a los contactos que ya tengas en tu base de datos, por lo que es conveniente diferenciar qué contenido envíar a los clientes habituales y a los nuevos clientes.

Aunque parezca que hoy en día el correo electrónico está desfasado y pueda ser una herramienta poco atractiva en comparación con la vistosidad de las redes sociales, no hay que desmerecer el gran poder que tiene. 

Todos disponemos de correo electrónico y casi todo el mundo consulta la bandeja de entrada a diario. Esto se traduce en una accesibilidad muy alta, es decir, que el cliente tiene acceso directo a la información. A diferencia de las redes sociales, que es más bien un mensaje en una botella a la espera de que alguien lo encuentre, un correo electrónico es una carta que llega al buzón, con nombres y apellidos, dirección y remitente.

3 veces más efectivo que las redes sociales

Pero no te equivoques, el email marketing no es enviar spam. Es algo más elaborado. Se trata de una comunicación directa, que va a llegar a la bandeja de entrada de una persona. Por eso hay que cuidar su contenido, y si se hace correctamente, su efectividad en cuanto a la conversión (en conseguir nuevos clientes o usuarios) es muy alta: unas tres veces más que el que se consigue mediante las redes sociales.

Porqué deberías usar el email marketing

Si aún no lo tienes claro, para que veas el potencial de esta herramienta, aquí te explico los tres principales beneficios de por qué utilizar el email marketing como estrategia digital:

1. Autoridad como experto

Comparte información de calidad que tenga un valor real y que aporte beneficios a los usuarios. Esa información variará en función del perfil del usuario al que vaya dirigida y sus intereses.

  • Información para el gran público, para todos los usuarios (recetas con cúrcuma, masajes con aceites, técnicas de relajación, ejercicios de fisioterapia, remedios caseros, etc.).
  • Información específica para clientes habituales o usuarios avanzados (artículos de investigación, últimos avances, nuevas técnicas, nuevos tratamientos, etc.).
  • Artículos de opinión y divulgación sobre la materia que domines de temas específicos que interesen a tu audiencia.

2. Prestigio de marca

La imagen que proyectas y el nicho de mercado en el que hayas definido tu proyecto te da entidad como profesional o marca y genera lealtad y solidez.

  • Date a conocer como profesional de la salud en un ámbito concreto (según tu especialidad).
  • Da entidad a tu proyecto con una imagen y un estilo concretos (logotipo, estilo, tono, tu forma de mostrar los productos y servicios) que te ayuden a diferenciarte de la competencia.
  • Ofrece un valor agregado a tu proyecto con un trato más cercano y directo, que permite la comunicación en ambas direcciones, y que ayuda a consolidar una relación de confianza médico-paciente.

3. Promoción de productos y servicios

Explica lo que ofreces con claridad y teniendo en cuenta quién va a recibir el mensaje. Deberás adaptar el lenguaje, las expresiones y la forma en la que expongas el mensaje al receptor. 

  • Ofrece tus servicios y productos a los potenciales usuarios, explícales en qué consisten y redirige su atención a tu sitio web o redes sociales.
  • Da a conocer nuevos productos y servicios para los clientes habituales que quizá no conozcan y que les puede interesar o incluso compartir con otras personas de su entorno a las que les pueda ser útil.
  • El correo electrónico es más accesible que las redes sociales o un sitio web, pues llega directamente a la bandeja de entrada, por lo que puedes alcanzar a aquella audiencia que normalmente no frecuenta internet.

Cómo usar el email marketing correctamente

Newsletters: lo que antes era la revista semanal o mensual que podías adquirir en el quiosco, hoy en día es un artículo en formato digital que se envía por correo electrónico. Los usuarios que se suscriban a tu contenido recibirán éste tipo de correos que, normalmente, esperan recibir de buen grado y que suele ser periódico. Aquí puedes incluir los contenidos que consideres que tu audiencia va a apreciar. No se trata tanto de vender, sino de fidelizar.

Campañas: en este caso, el objetivo es la venta; promocionar y dar a conocer tus productos o servicios es la prioridad. Se puede tratar de una oferta puntual por el lanzamiento de un nuevo producto o servicio, o de una campaña para el día de la madre, san valentín o la temporada de verano. A diferencia de los anteriores, éstos correos són puntuales y suelen durar unos días o algunas semanas.

Correos automatizados: en este caso, se realiza una plantilla con una respuesta estándar que se va a enviar automáticamente cuando un usuario realice una acción, como por ejemplo suscribirse (mensaje de bienvenida); realizar una compra (mensaje de confirmación); o asistir a un seminario tuyo (mensaje con información técnica o datos específicos).

Hasta aquí, está bastante claro, pero no parece tan fácil, ¿verdad? No te preocupes. Ahí van unos puntos clave para utilizar este recurso de forma correcta y eficiente.

Personaliza el mensaje

Si no quieres parecer spam, es conveniente que te dirijas al usuario o paciente por su nombre. Si tienes que hacer mailing masivo, hay algunas aplicaciones que te ayudan con esta tarea tan tediosa para que no tengas que escribir uno por uno el encabezado de cada mensaje.

En todo caso, será determinante que el usuario sienta que le estás hablando directamente a él o ella si no quieres que tu correo acabe en la papelera sin abrir. También es importante que reconozca de quién es el mensaje (identifique tu perfil como profesional o marca), ya que si no sabe quién le manda el email, ni lo abrirá.

Mantén tu base de datos bien organizada

Si tienes tus contactos organizados en grupos, es más fácil personalizar los mensajes según sus intereses y necesidades. Es importante que el contenido que reciban sea relevante y lo más personalizado posible. Cuanto más grande sea tu lista de contactos, más difícil será manejarla, por lo que es importante que no descuides esta tarea y te encuentres con un montón de correos electrónicos de los cuales únicamente tienes la dirección.

Cumple la normativa legal

También es muy importante que la forma en la que consigas esos correos sea legal, ya que existe un reglamento europeo, el RGPD, que protege los datos personales de los consumidores. Esta normativa establece que para recopilar correos electrónicos legalmente, hay que pasar por un proceso llamado “opt-in”, que describe la manera en la que los usuarios se pueden suscribir a tus listas de envío. 

Básicamente, se trata de que una vez que el usuario se ha suscrito a tu contenido mediante un formulario, debe confirmar la suscripción con un email de contacto para poder añadirlo a la lista de envío. Lejos de ser un inconveniente, realizar este proceso te proporcionará contactos válidos, que realmente quieren recibir tus correos, y con los que establecer una primera buena impresión de profesionalidad y seriedad. Además de evitar pagar algunas multas.

Asegúrate de que los mensajes se entreguen

Para asegurarte de que los mensajes se entreguen y que realmente la persona está leyendo los correos que le mandas, es importante que añadas una opción para darse de baja en cada correo que envíes. De esta manera, te aseguras que tu base de datos está actualizada y que dispones de una lista de contactos válida.

Crea un diseño atractivo y profesional

El contenido es importante, pero también lo es la forma. Si el mensaje no está bien estructurado o es difícil de leer, nadie lo leerá. A esto hay que añadirle un diseño agradable y bonito, que te identifique como marca con tu sello personal, y que sea fácil de comprender. Evita los diseños muy recargados o con muchos elementos gráficos que entorpezcan la lectura. Puedes utilizar alguna plantilla sencilla con un diseño despejado y simple. A veces menos es más.

¡Empieza ya!

Ahora ya sabes cómo puedes usar el correo electrónico para fidelizar a tus clientes y conectar con tus nuevos usuarios. Así que ya puedes empezar a preparar tu estrategia digital e incluir el email marketing entre tus herramientas de venta más valiosas.

Cuéntanos tu opinión, sugerencias, dudas y experiencias como profesional de la salud en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *